Cuando queremos comprar un coche de segunda mano, los kilómetros son una de las primeras cosas en las que nos fijamos. No todos los coches de segunda mano se encuentran en buenas condiciones, por ello debes saber revisar aquellos indicadores que te mostrarán la salud del vehículo.

El kilometraje de un vehículo de segunda mano

¿Cuántos kilómetros duró tu último coche? ¿De qué te pueden informar los kilómetros que tenga un coche de segunda mano? Te puede dar mucha información. Puede ser un indicador del estado de:

  • Sus componentes
  • El mantenimiento que se le habrá realizado
  • La vida útil que le quedará.

Siempre es complicado valorar entre años que tiene el coche y con cuántos kilómetros comprar un coche de segunda mano. Partamos de que un coche hace una media de 20.000 kilómetros al año: para llegar a los 100.000 kilómetros, debería tener 5 años. ¿Interesa comprar un coche de segunda mano con muchos kilómetros? Vamos a intentar cruzar años y kilómetros para que puedas tomar una decisión (dejando de lado algo obvio: a más kilómetros, podrás negociar a la baja el precio de un coche de segunda mano):

Coche de segunda mano con menos de 100.000 kmCoche de segunda mano con más de 100.000 km
Cerca de los 100.000 km, puedes sentir cierta tranquilidad en la compra.
Duda si te dicen que el coche solo tiene un año y 100.000 km.
10 años de antigüedad y solo 10.000 km = El vehículo ha estado parado mucho tiempo. Estado no óptimo.
Seguramente varias de sus piezas se encontrarán en mal estado (uso + antigüedad).
Si pasa de 200.000 km, pregunta si el uso ha sido por ciudad o carretera.
En caso de algún desperfecto futuro, es posible que te cueste encontrar repuestos.

¿La cantidad de kilómetros es lo único a considerar en un coche de segunda mano?

Como puedes ver, a la hora de evaluar con cuántos kilómetros es mejor comprar un coche de segunda mano, también son importantes factores como la edad o el uso que se le ha dado al vehículo: 

  • Por ejemplo, si la conducción ha sido por carretera, el coche tendrá muchos kilómetros, pero es posible que tenga algunas piezas en mejor estado que un coche que solo se mueva por ciudad, como los frenos, la suspensión o el embrague 
  • Y en cuanto a la edad del coche, teniendo en cuenta la media que hemos comentado antes de que un conductor hace unos 20.000 kilómetros al año, debes multiplicar esa cifra por el número de años que tiene el coche.

Otros trucos para evaluar correctamente la cantidad de kilómetros de un coche de segunda mano

  • ¿Tiene pocos kilómetros pero los discos de frenos están muy desgastados? El tipo de conducción importa: el vendedor de este coche de segunda mano ha abusado mucho del freno o conducía de forma brusca y/o poco eficiente
  • ¿Qué desgaste tienen piezas como los pedales, el pomo del cambio de marchas o incluso el volante? Si están muy desgastados en comparación con el número de kilómetros que tenga el coche de segunda mano, desconfía del vendedor. Aprovechar todas las piezas hasta el último día acortará la vida del coche, esconderá defectos y averías
  • ¿Hay coches con muchos kilómetros que no sean problemáticos? Sí, por ejemplo aquellos en los que el vendedor haya cuidado mucho del vehículo (ha pasado todas las revisiones, mantenimientos e imprevistos, cambios de aceite y neumáticos, ha “dormido” en un aparcamiento, no ha sufrido accidentes, etc.), o haya realizado un cambio de piezas por otras nuevas.

¿Cómo comprobar cuántos kilómetros tiene un coche de segunda mano?

Revisar el cuentakilómetros no será suficiente. Es posible que el vendedor lo haya manipulado. Pídele la tarjeta de la ITV, porque en ella aparecen las revisiones realizadas y los kilómetros que tenía el coche en cada una de ellas y podrás hacer cuentas para que los números te cuadren. 

También puedes solicitar “la prueba definitiva”: un informe de la Dirección General de Tráfico sobre el vehículo. Tendrás datos oficiales, además de del número de kilómetros del coche, de las revisiones que ha pasado, el año de su primera matriculación o cuántos propietarios ha tenido.

¿Con cuántos kilómetros un coche de segunda mano muestra signos de desgaste?

Hasta los 3 años y los 40.000 kilómetros podríamos hablar de un coche seminuevo, que, además, suele estar sujeto a la garantía del fabricante. 

Cuando llegamos a los 5 años de antigüedad y alrededor de los 70.000 kilómetros, empiezan a aparecer los primeros síntomas de desgaste. Estos son más frecuentes o más complejos entre los 6 y los 8 años de antigüedad del coche o al llegar a los 100.000 kilómetros que comentábamos. En este período suelen aparecer las primeras reparaciones importantes y costosas.

¿Cuándo se considera que un coche es viejo?

Años, kilómetros y averías son clave. En España, la edad media del parque de vehículos supera los 13 años. Los coches en circulación cada vez son más viejos, por lo que pierden eficacia y son menos seguros para conductores y viandantes. Además, se retrasa el plan de descarbonización del parque automovilístico en España. Como manera para luchar contra esto, en algunas ciudades se penaliza la fiscalidad de los coches más antiguos y que más contaminen, e incluso se prohíbe su circulación en determinadas áreas.

Un coche de más de nueve años con 150.000 kilómetros o más se considera viejo: cada vez hay que pagar más por las reparaciones. Un coche de más de 15 años con 300.000 kilómetros debería dejar de utilizarse.

Cuántos kilómetros máximo debería tener un coche de segunda mano te servirá para tener una idea del uso que se ha hecho antes de comprarlo. Pero ya has visto que no debes quedarte únicamente con ese número: dos coches de segunda mano con el mismo número de kilómetros pueden estar en un estado de conservación completamente diferente. A mismos kilómetros, dos coches pueden tener años diferentes de antigüedad. Nuestro consejo es que busques información sobre el modelo del coche de segunda mano que quieres comprar y quedes con el vendedor para poder probar el vehículo.