¿Pensando en comprar un vehículo de segunda mano? Quizás te interese conocer sus cargas para no llevarte sorpresas a la hora de la compra. La buena noticia es que la Dirección General de Tráfico (DGT) ofrece informes para conocer las cargas de un vehículo. Hoy vamos a hablar de cómo se solicitan estos informes y qué indica cada uno. 

En España se compran más coches usados que nuevos. Según la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM), en 2019 se comercializaron 2.236.406 coches usados frente a la venta de 1.258.260 ejemplares nuevos. Por eso es tan importante conocer el historial del vehículo al que le has echado el ojo y asegurarse de que no va a dar problemas en el futuro, así como conocer si realmente el vehículo vale lo que el vendedor pide. 

¿Cómo conocer las cargas de un vehículo?

La mejor manera de conocer las cargas o el historial de un vehículo es solicitar informes a la DGT. En concreto, la DGT pone a disposición del que lo pida 6 informes, de los cuales 1 se entrega exclusivamente al titular. El resto son de libre acceso previo pago de una tasa de gestión.

Estos informes son: reducido, completo, de datos técnicos, de cargas, vehículos sin matricular y vehículos a mi nombre. Este último es el que solo puede solicitar el titular o un tercero con autorización.

En ellos podrás comprobar, tal y como indica la DGT,  “la existencia de embargos, precintos, procedimientos concursales o cualquier otra carga de naturaleza administrativa o judicial” del vehículo. También podrás conocer datos adicionales como información de la vigencia de la inspección técnica u otros datos técnicos, incluso las reparaciones y revisiones que se han llevado a cabo por los talleres adscritos al libro digital de mantenimiento de la DGT (también conocido como libro taller, un libro electrónico al que los talleres adscritos pueden enviar el informe de la reparación de un vehículo).

¿Qué tipo de información ofrecen los informes de la DGT?

Vamos a ir uno por uno para repasar qué información ofrecen los informes de la DGT.

Informe reducido

Es el único informe gratuito. Los datos que ofrece son: primera fecha de matriculación e incidencias que impedirían la circulación o la transferencia del vehículo.

Informe completo

Este, como todos los que siguen, son informes de pago. Los datos que ofrece son: información administrativa, identificación del titular, municipio donde está domiciliado el vehículo, historial de ITV, kilometraje, número de titulares, cargas, datos técnicos, puntuación EuroNCAP y mantenimiento respecto al vehículo solicitado.

Informe datos técnicos

Ofrece datos básicos de identificación del vehículo, así como toda la información técnica del vehículos como potencia, combustible, masas máximas, historial de inspecciones ITV, resultado EuroNCAP, etc. 

Informe de cargas

Incluye datos básicos de identificación del vehículo e información sobre las cargas o limitaciones de disposición que pudieran constar en el Registro de vehículos que pudieran afectar a un cambio de titularidad.

Informe vehículos a mi nombre

Solo puede solicitarlo el titular y da datos sobre los vehículos que estén a su nombre. 

Informe vehículos sin matricular

Te dice si el coche está registrado en Tráfico como un vehículo sin matricular. 

¿Cuánto cuesta solicitar cada informe?

Cada informe, excepto el reducido que es gratuito, tiene un coste de 8,59 euros en tasas (la tasa 4.1). Cuando pagues la tasa, a la hora de solicitar un informe te pedirán el número de esa tasa, que es un número de 12 cifras que está en el justificante de compras (en la última página).

La tasa se puede pagar por internet o en las oficinas de la DGT.

¿Cómo solicitar los informes de un vehículo en la DGT?

Solicitar el informe reducido es muy fácil: puede solicitarse por internet  (con certificado digital DNI electrónico o Cl@ve) o en la Jefatura de Tráfico. 

Para obtener cualquiera de los informes detallados hay que seguir los siguientes pasos

  • Comprar una tasa 4.1 por informe solicitado.
  • Acceder al tipo de informe detallado, seleccionando tu certificado digital o a través de cl@ve.
  • Selecciona el tipo de informe que deseas obtener (completo, datos técnicos, cargas, vehículos a mi nombre, vehículos sin matricular)
  • En caso de ser necesario, introduce el número de la matrícula, el bastidor del vehículo o el NIVE (número de identificación del vehículo) Ayuda y motivo de la consulta.
  • Introducir el número de la tasa adquirida previamente.

También se pueden solicitar por teléfono a través del 060 excepto el informe ‘Reducido’ y el de ‘Vehículos a mi nombre’, desde la app miDGT o presencialmente en cualquier oficina de la Jefatura de Tráfico. 

¿Qué informe debería descargar? 

La propia DGT aconseja que, a menos que se necesite solicitar un informe para algo muy específico, se solicite solo el informe completo, ya que da la información también de las cargas y de los aspectos más técnicos. 

¿Cómo interpretar los datos que ofrece la DGT?

Puede que, a la hora de pedir un informe y recibirlo, no entiendas muy bien los datos del vehículo que te ofrece la DGT. Puedes consultar una guía bastante elaborada que han hecho aquí, pero vamos a resumírtela en este mismo artículo.

Los informes de la DGT están resumidos en secciones:

Datos del titular

  • Identificación del vehículo: se ofrecen datos que identifican el vehículo y también se indica si el vehículo está registrado en servciio de renting y el municipio en el que abona el impuesto de circulación.
  • Datos sobre el Seguro Obligatorio: te dice si el vehículo está asegurado y el nombre de la compañía.
  • Inspección Técnica de Vehículos: indica si el vehículo tiene la ITV en regla.
  • Historial de bajas: indica si el vehículo ha estado o está de baja, en cuyo caso no podría circular.
  • Historial de lecturas del cuentakilómetros: indica el kilometraje que se ha indicado a la DGT, si lo hay. 
  • Indicador vehículo con denegatoria: la sección a la que más atención debes prestar pues indica si el vehículo tiene algunas restricciones a subsanar antes de poder vender o hacer cualquier otro trámite.
  • Cargas o gravámenes: aquí se indica si el vehículo tiene alguna carga como un embargo.
  • Información técnica: ponencia, combustible y datos técnicos en general.
  • Historial de titulares: indica si el vehículo ha tenido uno o varios titulares.
  • Información Medioambiental: indica el tipo de combustible que utiliza el vehículo entre otros datos medioambientales.
  • Seguridad del vehículo: indica la evaluación de seguridad del vehículo según Euro NCAP

Asegúrate siempre de que el vehículo no tiene cargas

Como ves, es muy fácil saber si el vehículo de segunda mano al que le has echado el ojo cumple con todos los requisitos necesarios para realizar la compraventa con seguridad. Por tan solo ocho euros y medio podrás dormir tranquilo sabiendo que no te la están jugando.