Bulldoc » Inquilino » ¿A partir de qué mes puedes desistir del alquiler?

Han pasado ya algunos meses desde que se formalizó el contrato de alquiler entre el inquilino y el propietario, pero uno de los dos quiere ponerle fin. ¿Es posible? ¿Cómo se puede hacer? Y, sobre todo, ¿a partir de qué mes puedes desistir del alquiler? Hoy vamos a contestar a esas preguntas. Además, vamos a centrarnos en la perspectiva del inquilino para este artículo.

Si te interesa conocer a partir de qué mes el arrendatario puede desistir del alquiler sigue leyendo. Hablaremos sobre cómo poner fin a un alquiler, a partir de qué mes puede hacerse y si hay penalizaciones. 

Vamos allá.

¿A partir de qué mes puedes desistir el alquiler?

En los casos de alquiler de vivienda, el inquilino puede desistir el contrato a partir de los seis meses de la firma. Esto es algo que no ha variado en las últimas reformas de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) que es la que regula los alquileres. 

En concreto, el plazo a partir del cual el inquilino puede desistir el contrato figura en el artículo 11:

“El arrendatario podrá desistir del contrato de arrendamiento, una vez que hayan transcurrido al menos seis meses”.

Artículo 11, LAU.

Esos seis meses empezarán a contar desde la firma del contrato o desde que el inquilino tuvo disposición de la vivienda si no fue el mismo día. 

¿Se puede pactar un plazo superior a seis meses para desistir de un contrato?

No, en ningún caso la ley permite pactar un plazo superior a los seis meses para desistir de un contrato. Lo que sí se puede pactar es un plazo inferior. La LAU no pone ningún inconveniente en ello. 

  • Si en el contrato de alquiler se estipula que el plazo mínimo para desistir el contrato son cuatro meses y el inquilino se va al quinto, está bien.
  • Si en el contrato de alquiler se estipula que el plazo mínimo para desistir el contrato es un año y el inquilino se va a los seis meses, el contrato quedaría invalidado ante un juzgado. Es decir, sería nulo, ya que la ley prevalece en este caso, a pesar de que ambas partes lo hubieran pactado así. 

¿Con cuánta antelación hay que avisar al propietario del desistimiento de un contrato?

Hay que avisar al propietario con un mínimo de treinta días de antelación antes del desistimiento de un contrato. Esos treinta días no se refieren al mes natural (de día uno a día uno) sino de treinta días naturales, es decir, si se avisa el día 15 de que se quiere abandonar el piso el día 15 del siguiente mes, es perfectamente legal, aunque al propietario le pueda perjudicar que se abandone el piso a mitad de mes y no al principio. 

Además, esos treinta días también comprenden fin de semanas y festivos al ser naturales y no hábiles. 

Desistimiento alquiler
Fuente: Okidoc

¿Puede el propietario echar al inquilino antes de que finalice el plazo del contrato de alquiler?

No, solo el inquilino puede desistir el alquiler antes de que termine su duración, siempre y cuando haya cumplido con todas sus obligaciones. 

A partir de la última reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) la duración mínima de un alquiler es de un año prorrogable a cinco, pero el propietario solo puede recuperar el piso antes del lustro para uso propio o familiar. Eso sí, si después de cinco años el propietario no quiere seguir alquilando su inmueble, puede recuperarlo.

Por supuesto, si el inquilino ha dejado de pagar el alquiler o ha incumplido su parte del contrato, el propietario sí podrá desistir el contrato y recuperar el inmueble. Aquí te indicamos todos los supuestos en los que el propietario puede echar al inquilino de su vivienda.

Casos en los que el propietario PUEDE desistir un contrato

  • Si el propietario demuestra que necesita la vivienda para vivir él mismo, su cónyuge o expareja o algún familiar de primer grado de consanguinidad, aunque siempre que haya transcurrido un año desde la firma del contrato.
  • Si el inquilino deja de pagar el alquiler el propietario podrá recuperar la vivienda siempre y cuando le haya enviado un resumen de todo lo que debe y un requerimiento de pago que el inquilino haya ignorado. 
  • Si el inquilino no paga la fianza o no asume los ajustes del alquiler sujetos al IPC u otro indicador. 
  • Si el inquilino fallece y ningún miembro de la familia que vive con él reclama la titularidad del contrato.
  • Si el propietario descubre que el inquilino está subarrendado la vivienda.
  • Si el inquilino está usando el piso para uso distinto que el de la vivienda como un local comercial o un alquiler turístico. 
  • Si el inquilino ocasiona daños a la vivienda, empieza obras que no estaban permitidas, causa muchas molestias a los vecinos… Aunque este terreno ya es más pantanoso.

¿Existe algún tipo de penalización al inquilino por desistir del contrato antes de tiempo?

Sí, pero solo si en el contrato se estipula que, en caso de abandonar el inmueble antes de tiempo, el inquilino tendrá que pagar una indemnización.

En ese caso, si el inquilino se va del piso antes de que finalice el contrato tendrá que pagar una penalización equivalente a 15 días de mensualidad de los meses que faltaban hasta finalizar el contrato. Es decir, si el contrato era de una duración mínima de un año y el inquilino se va a los seis meses deberá indemnizar con 15 días de renta por los 6 meses que no va a estar en la vivienda. Por tanto por cada mes que falte para cumplir con la duración del contrato, deberá indemnizar con 2,5 días de renta.

Así lo estipula la LAU en su artículo 11:

“Las partes podrán pactar en el contrato que, para el caso de desistimiento, deba el arrendatario indemnizar al arrendador con una cantidad equivalente a una mensualidad de la renta en vigor por cada año del contrato que reste por cumplir. Los períodos de tiempo inferiores al año darán lugar a la parte proporcional de la indemnización”. 

art. 11, LAU.

¿Y si el inquilino se va antes de los seis meses?

Si el inquilino se va antes de los primeros seis meses podría estar obligado a pagar los meses que faltan hasta que se cumpla el medio año. Existe ya jurisprudencia al respecto, pero la LAU no tiene un apartado en específico para este supuesto.

Así, si el inquilino se va a los cuatro meses tendría que pagar el equivalente a dos meses de mensualidad, y también se enfrentaría a la penalización. En todo caso, tendría que decidirlo un juzgado, si se llega a los tribunales y no a un acuerdo amistoso. 

Ahora ya sabes que para desistir un contrato tienes que esperar seis meses.