Bulldoc » Inquilino » ¿Se puede alquilar un piso por un mes?

Te vas de vacaciones pero quieres alquilar tu piso por un mes, o quizás te interese sacar rentabilidad de ese apartamento que tienes en la playa. Entonces te surge la duda: ¿se puede alquilar un piso por un mes sin fines turísticos? Lo cierto es que sí, es una práctica que se conoce como alquiler de temporada o alquiler por meses, y es perfectamente legal en España.

Ahora bien, para alquilar un piso por un mes asegurándote de que cumples con la normativa es necesario que sepas qué procedimiento seguir. Hoy vamos a explicar cómo se puede alquilar un piso por un mes de la manera legal y, además, asegurándote de que no vas a tener problemas con el huésped temporal.

¿Qué es un alquiler temporal?

El alquiler temporal es aquel que cubre la necesidad habitacional de un inquilino durante un corto período de tiempo, a pesar de que el inquilino en cuestión ya tenga una residencia habitual. Algunas de las razones por las que puede darse una situación en la que el inquilino precise un alquiler temporal son: mudarse a otra ciudad de manera temporal por estudios, tener obras en su vivienda o tener necesidades laborales.

Alquiler temporal vs alquiler de vivienda habitual

Tal y como indica la jurisprudencia, la diferencia entre un alquiler de vivienda habitual y un alquiler por meses no radica sólo en la duración del contrato, sino en la intencionalidad. Mientras que un alquiler de vivienda habitual satisface la necesidad de residir en un mismo lugar de manera estable, mientras que en el temporal la necesidad no es residencial, sino habitacional, y durante un período inferior a 11 meses y determinado.

Alquiler por temporadas vs turístico

No hay que confundir el alquiler temporal con el turístico o vacacional, que es aquel menor a 30 días cuyos fines son exclusivamente turísticos/vacacionales, y no parten de la necesidad habitacional de la que hemos hablado. Por otra parte, el alquiler turístico es un alquiler por días, no por meses. Además, el alquiler vacacional NO está regulado por la Ley de Arrendamientos Urbanos, sino que se sujeta al cumplimiento de la normativa reguladora de la actividad turística.

Qué dice la Ley respecto a alquilar un piso por un mes

El Alquiler por Temporadas está regulado en el artículo 3 de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) como ‘contrato de arrendamiento de uso distinto a vivienda’. Sin embargo, el acuerdo entre las partes antes de la entrada a la vivienda tiene mayor relevancia que la propia Ley. Si las partes negocian que el contrato será de un mes, este contrato se dará por finalizado al finalizar el período. En alquileres de vivienda habitual no priman, sin embargo, el acuerdo entre las partes, ya que los contratos de un año se pueden prorrogar hasta un máximo de 5 años si el propietario no reclama la vivienda para uso personal o familiar.

Por todo ello lo ideal es redactar un contrato por escrito cuando se realiza un contrato temporal, de manera que queden estipulados los derechos y obligaciones de cada una de las partes.

Por último, el único requisito para que el alquiler por temporada sea legal es que se cumplan alguna de las necesidades anteriormente citadas: mudarse a otra ciudad de manera temporal por estudios, tener obras en su vivienda o tener necesidades laborales.

Obligaciones del inquilino y del arrendador en el alquiler por meses

El inquilino está obligado a pagar la renta mensual, entregar la fianza y, como excepción, indicar bien el motivo por el que necesita un alquiler temporal. Además, para fortalecer el carácter extraordinario de este tipo de contrato, el propietario debería mantener a su nombre los suministros. (agua, luz, wifi…), aunque los pague el inquilino.

El propietario deberá asegurarse de que la vivienda esté en las condiciones óptimas de habitabilidad y devolver la fianza cuando se finalice el contrato, siempre que no haya daños o se hayan producido impagos por parte del inquilino. Además, como propietario deberá pagar IBI, Comunidad, y encargarse de los gastos que podría ocasionar la vivienda como la renovación de la caldera o la reparación de un electrodoméstico (siempre que no sean culpa del inquilino).

¿Se paga fianza si solo se alquila un piso un mes?

, la LAU establece que, en los contratos de alquiler que son distintos del uso habitual de la vivienda, es necesario entregar dos meses de fianza.

¿Cómo declarar el alquiler temporal para evitar problemas con Hacienda?

Como propietario, los ingresos obtenidos del alquiler temporal los declararás en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Específicamente, como rendimientos de capital inmobiliario. El alquiler por meses entre particulares está exento de este impuesto (artículo 20.23-B Ley del IVA), a no ser que se presten servicios al inquilino como limpieza. Además, ten en cuenta que el alquiler por temporada no tiene los beneficios fiscales del alquiler por vivienda habitual, que resta el 60% de la base imponible.

Por su parte, el inquilino no tendrá derecho a deducciones por el alquiler al no ser su vivienda habitual.

El inquilino se va antes de lo acordado en el contrato, ¿hay derecho a fianza?

No habría que devolver la fianza dado que, al estar sujeto el alquiler temporal al contrato entre las partes, el inquilino no puede desistir antes de tiempo. La LAU sí permite desistir antes de que finalice un año del contrato en la vivenda habitual si ya han pasado seis meses, pero en el alquiler por temporadas NO sería el caso.

¿Al arrendador le interesa más el alquiler vacacional o el alquiler de temporada?

Si eres un arrendador, el alquiler vacacional puede reportarte mayores beneficios económicos, pero está cada vez más vigilado por Hacienda y su normativa depende de cada Comunidad Autónoma. En Cataluña, por ejemplo, los pisos turísticos deben registrarse en el Registro de Turismo. Además, para gestionar un alquiler turístico debes hacerlo a través de una empresa, y pagarás IVA e Impuesto de Sociedades.

Por otra parte, si no necesitas el piso para uso propio, la opción más interesante para el arrendador es el alquiler de vivienda habitual, y que es el que mayores beneficios fiscales tiene (reducción del 60% de la base imponible). En caso de que seas inquilino, como has podido ver, el alquiler de temporada puede penalizarte si abandonas el piso antes de tiempo -perderás la fianza- y no podrás aplicarte deducciones fiscales.

Hagas lo que hagas, recuerda declararlo siempre a Hacienda si no quieres enfrentarte a una posible multa.

Nuestra recomendación es que analices tu caso individualmente o con ayuda de un asesor.

Así se alquila un piso por un mes

Como ves, es perfectamente factible y legal alquilar un piso por un mes. Solo tendrás que decidir si quieres que el alquiler sea por temporadas o vacacional y formalizar un contrato en caso de que te decantes por el primero.