Acudir a los juzgados suele ser una de las últimas alternativas para solventar un conflicto. Cuando se desempeña una actividad empresarial o profesional pueden surgir disputas que acaben en los tribunales en forma de demandas con proveedores, clientes, asalariados… Según la naturaleza del conflicto y el procedimiento que se siga para resolverlo, podemos diferenciar entre tres tipos de demandas:

  • Demandas civiles: Son de las más comunes en el mundo empresarial. Pueden ser presentadas por la parte interesada a través de una querella ante el Juzgado de Primera Instancia o a través de una denuncia por lo civil ante la policía. Los impagos de facturas o los incumplimientos de contratos son algunas de las faltas que motivan este tipo de demandas.
  • Demandas sociales: Son las que se interponen a través del juzgado de lo social. Normalmente esta jurisdicción se encarga de procedimientos relacionados con cuestiones laborales, especialmente de los casos de demandas de los trabajadores contra la empresa. Reclamaciones por inconformidad con la indemnización por despido, demandas por riesgos laborales, de acoso laboral o por no respetar el derecho de huelga son algunas de las problemáticas que se dirimen en estos juzgados.
  • Demandas penales: Este tipo de demandas pueden iniciarse a través de una denuncia en la policia o en el Juzgado de lo penal. Algunas de las demandas de este tipo vinculadas a la actividad empresarial o profesional son las relacionadas con la apropiación indebida y las estafas, entre otras.

Los plazo en la demanda judicial

Cuando iniciemos el proceso de la demanda judicial hay que quemar una serie de etapas hasta que se consigue resolver el conflicto entre las partes. Son las siguientes.

  • Presentación de la demanda: El sujeto que se siente perjudicado inicia el proceso de demanda. En la documentación que presentará en el juzgado deben constar por escrito los hechos y los fundamentos legales en los que se basa la demanda.
  • Notificación de la demanda: Si toda la documentación se ha presentado de forma correcta el juzgado la admitirá a trámite e informará al demandado.
  • Comparecencia: El juez cita a las dos partes implicadas para explorar la posibilidad de un acuerdo. Demandado y demandante deben acudir al encuentro acompañados de sus abogados.
  • Acuerdo: Si se alcanza un acuerdo el proceso termina aquí. El juez pone fin a la sentencia y las dos partes están obligadas a cumplir lo pactado. Si no se alcanza un entendimiento, durante el mismo encuentro se producirá la proposición de prueba en la que el demandado y el demandante aportan las evidencias para tratar de demostrar lo que ha sucedido realmente.
  • Jucio: Se muestran las pruebas para que sean valoradas por el juez.
  • Sentencia: El juez dicta sentencia con carácter apelable. Esto significa que, en el plazo de 5 días tras haber sido notificada la sentencia, las partes pueden presentar recurso.
Cronograma covid justicia
La crisis del covid-19 también ha afectado a los plazos judiciales. Fuente: Cinco Días

El coste de interponer una demanda judicial

Ir a los tribunales no es barato, especialmente si se pierde. En caso de que la sentencia sea desfavorable a nuestros intereses, el juez muy probablemente nos condene a pagar los gastos de defensa que haya asumido la parte ganadora. Las costas a pagar en un juicio son las siguientes:

  • La minuta del abogado y el arancel del procurador. Es decir, sus honorarios.
  • La retribución a expertos y peritos que hayan intervenido en el proceso
  • Documentos, copias y notas del Registro Público. En el caso de que esta documentación la requiera el juez no supondrá ningún coste.
  • Tasas judiciales
  • Gastos derivados de la publicación de anuncios que tenga que realizarse durante el procedimiento judicial.
  • Gastos de notario.

Juicios por impago: el proceso monitorio

En el caso de las demandas por impagos de facturas puede llevarse a cabo, siempre que se cumplan una serie de condiciones, un juicio monitorio. Algunas de las particularidades de este procedimiento es una mayor celeridad en comparación con el juicio ordinario. Además, en el caso de las demandas inferiores a 2.000 euros, pueden interponerse sin necesidad de contar con abogado ni procurador. 

Esquema proceso monitorio
Esquema de un juicio monitorio. Fuente: CMB Abogados
Asegura los cobros y entregas de tu empresa